Maridaje: Nuestras propias reglas

March 8, 2016

 

Ayer te hablé de las corrientes y reglas generales del maridaje acá. Hoy te voy a proponer algunas alternativas entre ambas posturas: ni el clásico let it be inglés, ni la formalidad francesa. Es decir, algunos tips que pueden resultar de utilidad a la hora de tomar decisiones:

 

Maridaje por tradición: es el que está íntimamente ligado a la cocina regional. Platos y vinos de una misma región se maridan por sí mismos y son de fácil aprendizaje. Por ejemplo: Bife de chorizo con Malbec, Chivito uruguayo al plato con Tannat, tamales y empanadas salteñas con Torrontés, paella con Tempranillo, etc. Básicamente, allí donde fueres, has lo que vieres.

 

Maridaje ligado a la estación del año: Aquí propongo aplicar un principio lógico de los alimentos. Así como no se come lo mismo en invierno que en verano, lo mismo ocurre con los maridajes. Para las épocas frías, mientras se prueba un buen risotto, intentar un maridaje con vinos tintos añejados, estructurados y de buen grado alcohólico. En época estival, lo que más desea es encontrar frescura y si no se logra por el aire acondicionado, probemos con los vinos frescos, jóvenes, ligeros y de buena acidez.

 

Maridaje psicológico: el vino debe acompañar las ocasiones especiales de la vida, los momentos importantes. Si se tiene en cuenta el momento, el homenajeado y sus gustos, se logra un maridaje sublime.

En un asado multitudinario seguramente pondremos vinos jóvenes y frescos no demasiado voluminosos ni caros.

Si una persona de edad cumple años, el gusto del homenajeado seguramente tenderá a optar por vinos tradicionales y añejos y no los de moda.

Si estás en una cita, un espumante probablemente sea la perfecta compañía para despertar las burbujas de la seducción.

 

Maridaje por valoración: aquí buscamos que las características de un plato, un vino o del casamiento entre ambos se potencie. Tenemos en cuenta la valoración por similitud o contraste (oposición) apreciando, por ejemplo:

-Las impresiones gustativas que provoca un vino

-La textura del vino, lo que deja a nivel temperatura, si es fluido o espeso, cremoso o astringente, etc.

-Los aromas que se perciben vía retronasal

Potenciados por la similitud pueden ser un cerdo a la ciruela con tomates con rosado o un bife con salsa de ají con Cabernet Sauvignon.

Si busca el contraste, la comida muy picante es ideal para ser acompañada por un vino fresco con acidez marcada o un queso azul con vino dulce natural blanco.

 

Prueba-error es la consigna.

 

No hay reglas en este arte que busca que tus sentidos alcancen una combinación que logre que el plato, el vino, la compañía y el momento que astás viviendo, se impregnen en tus papilas gustativas y en tu memoria.

Please reload

Featured Posts

Maridaje: Nuestras propias reglas

March 8, 2016

1/1
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square