Cómo se hace

Vinificación: Es el proceso en que la uva es transformado en vino. Acá jugarán un rol importante la región, el estado de la bodega y el tipo de uvas.

La región será fundamental al momento de decidir cuándo cosechar las uvas y, de pasar tiempo en barrica, qué origen tendrán éstas, si europeas o norteamericanas.

La economía de la bodega hará que se decida sombre cómo se cosecha las uvas (manual o mecánicamente), en qué tipo de receptáculo se realiza el proceso (tanque de acero inoxidable, tanque epoxi, etc), cómo se guarda previo al embotellamiento, cuánta uva se prensa, si se le agrega madera de algún modo (chips, tablas, barrica) o no.

La variedad importa porque cada una demorará un tiempo distinto de fermentación (convertir el azúcar en alcohol) y ello determinará cuánto tiempo estará en contacto el jugo de la uva con el hollejo.

 

 

Existen un gran número de uvas distintas. Éstas están diferenciadas por su uso y, dentro de la utilización final, también hay variedades diversas. Según el uso, pueden ser: de mesa (como la Almería, Cardinal o Exotic), para pasas (como la Sultanina), para jugos naturales (Concord o Niágara) y para vino.

 

Sin importar su uso, existen las uvas blancas y tintas, esa distinción dependerá de la piel que las recubre (hollejo). No existe la rosada, estos vinos derivan del proceso de producción del vino, no dependen de la uva.

 

Las uvas para vinificación pueden ser:

- Blancas: Chardonnay, Moscatel, Riesling, Viognier, Torrontés, etc.

- Tintas: Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Garnacha, Bonarda, etc.

M

A

C

E

R

GUARDA

COSECHA

El proceso se divide en tres etapas:

- Visual

- Olfativa

- Gustativa

P

R

O

C

E

S

O

El vino tiene su lenguaje particular, bastante sofisticado. Raymond Dumay en su libro "Guide du Vin" (Guía del Vino) cita 97 palabras que se utilizan para describir un vino y precisa que sacó varias definiciones del "Vocabulaire" (Vocabulario) publicado por Camilla Rodier en su obra "Le vin Bourgogne" (El vino de Borgoña).