¡Felisa me muero y otras formas de decir Feliz Año Nuevo!

Paseemos en el mundo para ver las distintas maneras que tienen celebrar el año nuevo. Hice muchas de las tradiciones como por ejemplo la colombiana que te cuento abajo, también me subí a una silla, comí las doce españolas uvas, tiré sal por arriba de mi hombro izquierdo con mi mano derecha, limpié toda la casa con vinagre, me vestí de blanco, puse velas rosas, rojas y blancas, usé ropa interior de color específico para lo que quería ese año, coloqué dinero en mis zapatos y seguro mil cosas más que no me acuerdo para asegurarme un buen año.


¿Tuve algún resultado evidente? Ni ahí pero ¿quién te quita lo bailao?

*Inspirado en este posteo*


Última entrada del año y arranca con una aclaración, es la última del calendario gregoriano porque SIN REPETIR Y SIN SOPLAR todos ellos: los judíos, musulmanes, budistas, hindúes, chinos, etíopes, guanches (aborígenes de Tenerife), mapuches, aimara, incas, mayas, yancuic xiuhitl /aborigenes mexicanos), tibetanos, tailandeses, camboyanos, birmanos, bengalíes, vietnamitas, ugadi, nouruz, iraníes, ortodoxos rusos, celtas, tienen otro calendario y el 31 de diciembre no significa mucho más que lo que Occidente indica. Comentario hecho, aseguro que ya me verán celebrando el Diwali hindú o el naw-ruz iraní porque como sabés:

para mí cualquier excusa es válida para un brindis y a veces necesitas dar el año por terminado aunque recién haya empezado en el calendario del teléfono.


Ahora vamos al objetivo de este blog y algunos tips que me parecen fundamentales… Esto fue pensado para un mundo sin pandemia, probablemente tenga más sentido que lo leas en el 2021 que hoy cuando despedimos este año que estuvo en reposo pero soñar no cuesta nada y tal vez encuentres alguna tradición que te cope imitar en casa.


Si sos del estilo ansiedad, mandate para el norte de Australia a la República de Kiribati porque ahí comienza el año. Si te va más el aloha relajado o siempre llegás tarde a todos lados, Hawaii es la opción para vos porque ahí es donde se despide.


Si vas a alguna ciudad en la que sabés que el año nuevo es groso, reservá con tiempo un lugar cerca de donde pasa la joda. No regatees en eso porque tal vez se la única vez en tu vida que puedas hacerlo y te perdiste la mitad de la experiencia por ahorrarte unos mangos. ¡Hacela toda!





Allí donde fueres, haz lo que vieres… No te pongas en snob y el ay no, ¿cómo voy a ir a Times Square? ANDÁ, morite de frio, celebrá con extraños, tomá vino barato y contalo durante 20 años.



En Filipinas todo lo redondo es sinónimo de prosperidad y por eso el 31/12 las mujeres utilizan unos vestidos a lunares con bolsillos llenos de monedas que los hacen sonar a cada paso para ahuyentar los malos espíritus.


En el otro extremo, en el invierno canadienses los valientes se meten al agua congelada para suerte y, como vimos en las pelis, lo que va en Estados Unidos es el beso bajo el muérdago.


En Estonia son re piolas y la tradición es comer entre 7 y 12 veces en el día para asegurarse un año de prosperidad.

Los japoneses, además de comer en KFC y una sopa super tradicional, dan 108 campanadas para alejar los pecados humanos y los españoles por lo mismo dan 12.



Los alemanes son los más osados te diría porque para ellos la gracia de la buena suerte se presenta si luego de fundir plomo, lo echan a un balde con agua y el metal toma forma de estrella, mariposa o pez. Si acaso se asemeja a un barco, habrá viajes en el año nuevo y si elegís ver una escalera es porque en tu futuro hay un ascenso laboral.

¡Los rusos son una cosa rara y no me juzguen porque tengo el 50% de mi sangre eslava así que puedo decirlo! Los tipos le entran al vodka como agua pero se la dan de emotivos y escriben sus deseos en un papel que luego prenden fuego y arrojan las cenizas en la copa del espumante del brindis… Si sos ruso de ley te tomás ese brebaje.


En Puerto Rico hacen como los argentinos hicieron con los ingleses pero en versión fría. Ellos tiran por la ventana baldes de hielo que represetan la liberación de los problemas que se acarrearon durante el año.


En Irlanda -y vale mencionar que ahí hace FRIO del verdadero el 31/12- no cierran ninguna puerta para que el alma de los que fallecieron pueda pasar a celebrar las fiestas libremente. Pero así es como empieza la cosa… A medida que pasa el día y se acerca la noche es probable que se vea una pared llena de “bombas de pan” que son arrojadas contra ella para ahuyentar la mala suerte. Y la primera persona que sale de casa en el nuevo año tiene que ser un HOMBRE -hello patriarcado- alto y morocho, nunca una niña y menos que menos pelirroja. Y si sos una solterona irlandesa, mandale un muérdago debajo de la almohada y, según la tradición, durante los próximos 365 días estás casada.


Si durante el año que termina no te fue bien en el amor y andás más solo que vegano en asado familiar, ni asomes la nariz en Venecia porque organizan una fiesta en la plaza de San Marcos llamada LOVE. Si eso no te explica todo, acá va el subtítulo: la idea es estar con tu pareja y a las 00.00 todos se besan con su +1 a la vez.



En Gran Bretaña en general es tradición que justo después de las 00 y los brindis todos los presentes canten juntos Auld Lang Syne.


En Austria no despiden sino que celebran la llegada con un concierto durante la mañana del 1 de enero que realiza la Orquesta Filarmónica de Viena y que cada año se estima que lo ven 1000 millones de personas en 54 países.


En algunas casas turcas vas a ver montañitas de sal en la puerta de entrada y la idea es que eso les traerá prosperidad y paz.


En Colombia salen a dar una vuelta con una valija para asegurarse viajes.


8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo