La jarra loca

*Inspirado en este posteo*


Me gustan las bebidas dulces y tal vez por ser flojita en la aceptación de sabores y texturas es que prefiero el clericó a un oporto, aunque yo elijo denominarme “delicada”. Ya te contaré del tokay y del umeshu pero hoy vamos con algo mucho más mundano y universal, el clericó.

Empecemos con definiciones y distinciones porque sino es un menjunje.

Clericó tiene vino blanco, sangría tiene vino tinto + otro alcohol y ambos llevan frutas. Después está el kambuchi paraguayo, el pitilingorri español y el ponche norteamericano. Pero como cada uno tiene secretitos y cosas que quiero que sepas, lo dejo para la parte de las recetas. Vamos primero con la historia.

Alabados sean los romanos que también tienen que ver con esta bebida pero situémonos en la historia.


Durante varios siglos antes de Cristo, los celtas dominaban parte de Europa: obviamente Gran Bretaña -y digo obviamente porque ahí es donde yo los tengo en mi mente aún hoy con su música- pero estaban también en tierra continental: partes de España, Francia, norte de Italia, Bélgica, Holanda, Alemania, todo lo que iba entre el mar Caspio y el mar Negro. O sea, grosos grosos.


Cada 31 de octubre hacían una gran fiesta para celebrar a Samhain, el caballero de la muerte. Y para brindar por él preparaban un vino tinto con frutas remojadas. ¡Hoy todos sabemos que las frutas se chupan todo el alcohol así que bastante piolas los celtas!

Corría el siglo 2 a.C. cuando los romanos sintieron que todo les quedaba chico y que el terreno celta era apetitoso así que decidieron conquistarlo también.

Oh casualidad, los romanos festejaban alrededor de esa misma época a la diosa de los árboles y frutas (la pachamama nuestra bah) y lo hacían con lo que tenían a mano: uva remojada en vino tinto y otros frutos.

Cuando el Imperio Romano derrotó a los celtas, hubo lo que hoy definirían como apropiación cultural y fusionaron creencias y culturas creando un tipo de cocktail de frutas del que se creía que quien bebía de ella, sería poseído por un espíritu ya que quien tomaba más de un sorbo era transformado en otra persona. ¡Es el “Date cuenta amigo” más grande del mundo, estaban borrachos!

Pasó el tiempo, cada uno siguió chupando lo suyo hasta que en algún momento después de 1850 la sangría abandonó Gran Bretaña, se cruzó a España donde se expandió y a otra cosa mariposa.

Pero también estaba India y ese es otro cantar. Resulta que los británicos no son blancos de casualidad, la falta de luz solar hace que el calor no sea remil para ellos. Entonces a los que expatriaron y mandaron a India, más precisamente a la región de Punjab -al norte de India con mucha humedad y 10 meses de calor al año- se estaban fritando y buscaron una forma de refrescarse -nada de agüita fresca porque ansiaban alcohol también, y reinventaron la bebida de Samhain cambiando la base por un vino dulce y frutas. Y por esto también es que se creó la copa clarete para mantener frescura y evitar que las frutas se derramen.

Ya llegamos, te juro que ya llegamos al clericó.

De la copa clarete viene el clericot y tiene que ver con otro viaje. Ya fuimos de Roma a Gran Bretaña, de Gran Bretaña a India y ahora hacemos un vuelo (ok, un viaje eterno en barco) con escala: India -> UK -> Argentina. La región pampeana siempre fue muy de crear apodos y con esto no podía ser distinto. A la taza esa que crearon “Clarete”, como no teníamos ganas de aceptar nada británico la renombramos clericó y listo el pollo, pelada la gallina, bebido el vino con frutitas.

Al norte de Sudamérica entró por las colonias británicas y desde la 1810 se consume en Ecuador. Y la primera vez que se encontró una definición de clericot o sangría fue en 1788 cuando el padre Esteban Torres redactó un diccionario en castellano y la definió como: "Bebida inventada por los ingleses que se toma mucho en las colonias inglesas y francesas de América"

Ahora te cuento de esas que mencioné arriba porque, te prometo, son datos que vas a querer saber y, abajo abajo de todo van receta.

Paraguay: tienen el kambuchi que es el clericó de ellos -a no confundir con la combucha- es un brebaje que se hace tradicionalmente en un cántaro de barro, se pasa a un vaso de vidrio y se bebe con cuchara.

Todavía hay muchas regiones del país en las que si pasás por una casa o local, te invitan una copita durante diciembre o los primeros días de enero.

España: en nuestra madre patria sí que saben celebrar y encontrar bebidas para hacerlo. Por ejemplo el pitilingorri, kasimotxo, caliguay, txurrumuski, "vimão" o Tologorri, son distintos nombres que recibe una única mezcla: vino tinto o rosado + gaseosa de limón o naranja. También tienen el calimocho: vino con Coca-Cola. Y zurracapote (zurra) que te cuento acá abajo:



Zurra: no, no te van a dar un chirlo pero tal vez sí te la des en la pera porque es una mezcla de vino ligero con durazno, limón, azúcar y canela que macera varios días. Y si vas en Semana Santa o en los meses de verano agendate esto:

Semana Santa

En la zona de La Rioja preparan grandes fuentones de zurra y corre de lo lindo entre los visitantes.

En Calahorra hay seis peñas y entre ellas compiten para ver quién prepara el mejor. Elige el público y la consigna desde 1954 es “Hasta que el cuerpo aguante”. Y en las fiestas patronales (entre el 25 y 31 de agosto) se llegan a servir 2.000 litros de zurracapote gratis.

Junio – Agosto

Si siempre quisiste ir a la Tomatina, te tengo una idea superadora: ir a Ávila porque durante todo el verano los jóvenes se la pasan bebiendo y tirándose zurra con botas de vino y pistolas de agua.

Agosto

En Valencia hay una fiesta en su honor por las calles de Requena para celebrar la vendimia el último martes de agosto.

Septiembre

Durante la fiesta de San Mateo en Cuenca, entre el 18 y 21 de septiembre, hay zurra para todos.

Octubre

En Vizcaya, alrededor del 13 de octubre, para celebrar al patrono de la región arman fuentones que regalan a quien se acerque con un porrón.

Receta zurracapote:

No se andan con chiquitas así que si querés probar en casa y no durante una fiesta de navidad para toda tu familia, amigos y amigos de amigos, trasladá las cantidades a tus necesidades:

Ingredientes:

16 litros de vino (tinto o claro), 2 kilogramos de naranjas, 1 Kg. de limones, 8 palos de canela y 4 Kg. de azúcar.

Paso a paso:

Cortar cada naranja y cada limón en cuatro trozos.

Mezclar todo en un recipiente grande.

Dejar macerar durante una semana, dándole vueltas de vez en cuando.

Exprimir los limones y naranjas utilizadas, colar la mezcla y embotellar o beber directamente del recipiente.

Receta de Ponche: existen dos tipos, el de frutas y el de huevo. El primero es más de verano y de fiestas de graduación y el segundo de Navidad. Acá las recetas:


- Ponche de frutas

Ingredientes: Cáscara de 1 limón, Azúcar (3 cucharadas por litro), Gaseosa (tónica o de lima) y vino blanco o rosados en igual cantidad, 1 naranja en rodajas 1 manzana en trozos, Frutos rojos (a gusto), 2 ramas de canela

Paso a paso:

Pelamos y cortamos toda la fruta.

Colocar en un recipiente junto al vino, la gaseosa y el azúcar. Agregar la canela y cáscara de limón

Dejar en la heladera una hora.

- Ponche de huevo o eggnog

Ingredientes: 12 yemas de huevo, 1 taza de azúcar, 2l de leche, 1 taza de crema de leche, Ron o coñac (cantidad a gusto)

Paso a paso:

Batir las yemas con el azucar.

Cuando hay una mezcla homogénea, incorporar de a poco la leche.

Receta de sangría:

Lo fundamental es que lleva dos tipos de bebida alcohólica. La primera siempre es vino tinto y la segunda puede ser jerez, cointreau, martini o vodka. Además lleva limonada: jugo de limón, agua mineral y azúcar.

Ingredientes: 1 botella de vino tinto, 1 manzana, 1 durazno, 2 naranjas exprimidas, 1 cucharada jugo de limón, 1 rama de canela, ½ naranja en rodajas, 2 cucharadas azúcar, agua mineral o jugo/gaseosa de limón o naranja

Paso a paso:

Poner dos cucharadas de azúcar junto a 2 de agua al fuego hasta que se derritan.

Cortar la fruta y ponerlas en una jarra junto con el jugo de naranja, de limón, la canela y el almíbar recién hecho.

Mezclar y dejar dos horas a temperatura ambiente. Si tenés más tiempo, deja la jarra en la heladera.

Agregar el vino y la gaseosa o agua mineral en partes iguales.

Tinto de verano:

Ingredientes: 1 botella de Vino, 1 botella de gaseosa o jugo de limón, limón en rodajas y botella de vermouth, hielo.

Paso a paso: esto es para una jarra, si querés solo un vaso, a sacar la calculadora.

Llenar la mitad de la jarra con hielo.

Poner 1 cm de vermouth (si te gusta)

Poner la mitad de vino y la mitad del jugo/gaseosa. Mezclar

Agregar rodajas de limón y servir.


Receta clericot:


Ingredientes

• 2 Naranjas

• 1 manzana

• 1 Banana

• 1 durazno

• 1 Pera

• 2 Kiwi

• 2 Ciruelas

• 10 Frutillas

• 1 recimo de Uvas

• Jugo de 1 limón

• 200 gramos de azúcar

• 1 vaso de Vino blanco

Paso a paso:

Arrancamos armando la ensalada de fruta: pelar (si querés) y cortar todas las frutas.

Ponerlas frutas en una jarra, sumarle el azúcar y dejarlas descansar media hora. Así logras que las frutas despidan su jugo.

Sumás el vino blanco y lo revolvés un poco.

Heladera por 1 hora, hielo al servir y listo.