Ron: una mezcla de piratas del Caribe, música y tragos

¿A vos también te pasa que oís Piña Colada y empezás a cantar? Si sos como yo, este post es para vos… Y si no también porque en la historia de este cocktail hay de todo, desde piratas hasta música, robos y turismo...


* Inspirado en este posteo *


La piña colada está por cumplir 70 años desde que sus ingredientes se mezclaron por primera vez en un hotel de Puerto Rico. Así como en Argentina tenemos al vino como bebida nacional, en el país boricua es el cocktail inventado por el bartender del Caribe Hilton en San Juan, Ramón “Monchito” Marrero. El barman fue desafiado a crear una bebida única para diferenciar al hotel del resto de lugares en el mundo y empezó a probar opciones.


Tres meses pasaron entre el desafío y la presentación en 1954, que necesitó de otra invención para existir. Justo ese mismo año se había lanzado al mercado un producto nuevo, la Coco López: una crema de coco. Con eso en las manos y siendo el ananá o la piña el tesoro puertoriqueño mezcló hasta obtener la combinación perfecta: crema de coco, jugo de ananá, hielo, ron y cosas para decorar: cereza, ananá, crema batida.


Pero en la época en la que internet no era ni siquiera un sueño, un par de años después alguien más se atribuyó esta mixología y OBVIO que hay un “argento” en el medio -no, no es el pirata que mencioné antes, eso viene más abajo porque es más que nada puro cuento: Ramón Portas Migot un español que trabajaba hacía muchos años en restaurants de Buenos Aires fue invitado a ser el head barman en el restaurant Barranchina ubicado en el Viejo San Juan. Ahí flasheó con los productos que encontraba, desconocidos totalmente para él y creó en 1963 -por segunda o tercera vez- la Piña Colada.


Pero acá no termina la cosa… Si vas a Puerto Rico y empezás a preguntar, más de uno te va a hablar de Roberto Cofresí. Este hombre muerto en la horca fue el pirata más famoso de esta región del Caribe durante el SXIX. Roberto emborrachaba (o subía la moral según algunos) a su tripulación con un brebaje que incluía coco, ananá y ron blanco. Nada de esto es comprobable pero ¡qué lindas las historias con misterio!


Pero esto tampoco queda acá porque llegó Bacardi desde Cuba, instaló una fábrica y desde entonces se “roba” a los turistas que viajan a conocer el origen del trago. Lo cierto es que siempre se usó el Don Q de la Destilería Seralles. Y, ya que estamos, te cuento un poco del ron en general y de Don Q en particular.


El ron es una bebida espirituosa cuya base es la caña de azúcar fermentada. Es tan antigua como el vino porque se cree que viene de la Grecia Antigua aunque Marco Polo llevó azúcar desde Persia a Europa en el SXIV. Pero banquemos que todavía el ron en sí no había sido inventado porque para eso necesitábamos esclavos que quisieran olvidar sus días.


Corría el S. XVII y en las plantaciones de caña de azúcar los esclavos descubrieron que la melaza podía fermentarse y una vez destilado se concentraba el alcohol y se eliminaban las impuerzas. Un documento de 1651 marca a Barbados como el lugar del surgimiento aunque desde 1620 en otra región que hoy es conocida como Brasil, ya se producía. Pero, acá va otra controversia, en un buque sueco hundido en 1628 se encontró una botella de hojalata con ron.


Cuanto más investigo más me sorprendo porque en definir los tipos de ron también hay controversia. Cada país decide qué y cómo serán sus rones a través de la legislación.

Puede ser a partir de la melaza de la caña de azúcar (caribeño), de la caña de azúcar en sí misma (británico) y de un jugo de caña de azúcar (francés). Puede ser blanco, dorado, dulce, añejo, agrícola, escarchado, aromatizado, especiado, probado o viejo…

Puede ser todo o nada (me la doy de filosófica)


El ron Don Q fue creado en 1865. La familia productora de origen catalán eligió el nombre inspirados en Don Quijote el protagonista de Miguel de Cervantes. Desde entonces es el preferido de los boricuas que reciben 12 variedades distintas. Aunque el diferencial mayor es el agua que usan. Desde 1898 las seis generaciones de la familia Serralles tienen el derecho exclusivo sobre el río Inabón que atraviesa montañas volcánicas de la isla.


Pero volviendo a la Piña Colada, cantemos un poquito mientras metemos en la licuadora hielo, 1 parte de ron blanco, 1 parte de crema de coco y tres partes de jugo de piña... Las medidas son estimadas, agregale más de lo que más te gusta.




8 vistas0 comentarios