Dulce, que te quiero dulce

Tengo una frase que es “soñale arriba”. Por ejemplo, no digas quisiera vivir frente al mar porque el universo te puede mandar a vivir a Alaska, que para mí sería un castigo. Entonces al “me gustaría vivir frente al mar” soñale arriba y agregale todos los detalles que puedas: me gustaría vivir frente al mar, en un lugar cálido y calmo, con agua templada, arena fría, vecinos cordiales y alejados, desayunando todas las mañanas con vista al mar, en patas, vestido y con el sonido de una guitarra. Bueno, eso es la torta, un gran “soñale arriba” encadenado a través de toda la humanidad.

*Inspirado en este posteo*


Resulta que en la Mesopotamia -no la argentina, sino la que hoy es parte de Irak, Turquía y Siria- no comenzó solo la escritura 3.500 años antes de Cristo sino que también el gustito por lo dulce. En inglés le dice having a sweet tooth. Hace más de 7000 años ya preparaban panes redondos de miel y espolvoreados con ajonjoli.

¿Sabías que el ajonjoli es sésamo? Yo no -o sí pero me olvido siempre- así que lo dejo acá guardado a ver si me acuerdo la próxima.


Si los griegos crearan olimpíadas gastronómicas también ganarían en varios rubros porque los primeros pasteles fueron de ellos y estaban hechos con aceite, queso y harina. Un ratito después, en el Imperio Romano que tanto gustaban de rotular y nominar, diferenciaron por primera vez al panadero del pastelero y se creó por primera vez el oficio de pastillariorum. Y esos pasteleros tenían como rol principal hacer pasteles planos hechos de harina y nueces, fermentados con levadura y endulzados con miel que se ofrecían en casamientos y cumpleaños.


Muchos siglos después, la llegada de los árabes a España trajo consigo los árboles de cítricos como limón y naranja, las almendras y así los nuevos sabores fueron copando terreno. Y también la mejor revolución que hubo tuvo lugar en la Península ibérica: con el descubrimiento de América se incorporó el chocolate y el azúcar, eso sumado a la miel árabe daba distintas combinaciones para los paladares golosos.


Y medio mezclando los tiempos porque los árabes llegaron a España en el SVIII y América no se descubrió hasta fines SXV, en algún momento de entre esas fechas en Alemania ya se vendían tortas con distintos pisos saborizados para cumpleaños y bodas. Y fue en el SXVII que las tortas adquirieron su “aspecto actual” con mucha deco, glaseado y capas. Además fue cuando se popularizó en todas las clases sociales.


Mientras los británicos en el SXVIII revolucionaban la industria, los franceses, ¿cuándo no los franceses?, crearon el hermoso hojaldre y así se instauró la pastelería moderna. Y fue Antoine de Carem el encargado de escribir el primer libro de pastelería y el creador indiscutido del merengue.



Primera torta de cumpleaños pintada en la historia: SXIX, el alemán Pancraz Körle






Y porque a todo hay que seguir soñándole arriba, en el SXX se creó la canción de feliz cumpleaños y aparecieron las velitas y el concepto detrás de cortar la torta y ofrecerla a todos es intercambiar alegría y generar un sentido de unión.


Datos curiosos:


En Perú primero se canta el Happy birthday y después se canta alguna canción en español como “Las mañanitas”.

En Ecuador quien cumple años tomará. Un gran bocado de la torta antes de servirla a los invitados.

En Inglaterra, Estados Unidos y Australia a veces agregan una vela extra a la que se cumple para desear suerte.



En mi familia extendida -es decir colonizamos a tios, primos, primos segundos y etcéteras varios- tenemos una canción especial que viene de mi colegio primario: “Este día nació, una nena muy liiiinda que se llama Solcito, qué los cumplas feliz”.


¿Vos tenés alguna canción o rito familiar?


Tortas, pasteles, tartas… Allí donde fueres:


En China hacen un pastel específico llamado shòu bāo (壽包, simp. 寿包) o shòu táo bāo (壽桃包, simp. 寿桃包). Es un bollo relleno de pasta de la semilla de la flor de loto con forma y color durazno. Y es algo así como cupcake porque cada invitado recibe el suyo personal.


En Corea es tradicional comer una sopa de algas. (Sentiría que me están defraudando fuerte si en lugar de una tortota chocolatosa me dan SOPA DE ALGAS!)


Los suecos cubren la torta con mazapán y suele estar decorado con la bandera.


En India los cumpleaños son más una cosa de metrópolis y no de aldeas y usan tortas como en occidente.

Y en Holanda es muy común que sea de frutas con crema.


Y si no sos de Argentina, lo más probable es que si te invitan a una fiesta de un argento te cruces con una chocotorta.


Origen de las velas.

Ya los griegos usaban velas para honrar el nacimiento de la diosa Artemisa, el sexto día de cada mes lunar

*Artemisa era la diosa de todo: de los animales salvajes, el terreno virgen, los nacimientos, la virginidad y las doncellas, que traía y aliviaba las enfermedades de las mujeres

También, obvio, está el tema de los altares, la veneración y las velas y algunos aseguran que viene por ahí porque se creía que espíritus malignos te visitaban el día del cumpleaños y las velas ayudaban a protegerte del mal. Por eso, había que alegrar al homenajead@ y se hacían ruidos para alejar a los espíritus malaonda.

Así como los alemanes le metieron pisos a las tortas, también crearon el Kinderfest: una celebración de cumpleaños para niños que usa velas y tortas. Todavía no existían los regalos materiales y los adultos venían con buenos deseos. ¡Quién pudiera limitarse a eso ahora para el día del niño, navidad, cumpleaños, día del sobrino, ahijado y todas esas celebraciones que achican el bolsillo! En esa época se hacían agujeros con una vela en las tortas dependiendo de la edad que cumplía la persona.


Receta que no falla:

Ya te conté que para mí lo mejor es el bizcochuelo Exquisita de chocolate pero si eso no va, acá la receta familiar para tener un bizcochuelo casero, esponjoso y sin grasas:


6 huevos y 200 gr de azúcar: batir durante 20 minutos o hasta que duplique el volumen, quede casi blanco y punto letra -que puedas dibujar con el batido.

200 gr de harina. Cuando llegas al punto letra, vas agregando la harina en tres veces. En este punto saborizás también: o esencia de vainilla o ralladura de limón y un poquito de jugo o chocolate que es reemplazado por harina. Ejemplo: Si usas 70gr de chocolate, vas a usar 130 de harina.







45 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo